La regla del 10/20/30 de PowerPoint

Uno de los objetivos de este blog es traducir aquellos artículos del inglés que creemos que son de gran interés para los hispanoparlantes. En ese sentido, este artículo escrito por Guy Kawasaki en 2005 es de gran importancia para todos aquellos que quieren ‘vender’ su idea a una audiencia utilizando las muy famosas presentaciones en PowerPoint. Sin más preámbulo, aquí está su Regla del 10/20/30 de PowerPoint:

Yo sufro de algo llamado el síndrome de Ménière’s —tranquilo, usted no se va a contagiar leyendo mi blog. Los síntomas incluyen: perdida de la audición, acúfenos (pítidos constantes en el oído), y vértigo. Hay varias teorías médicas acerca de su causa: mucha sal, cafeína o alcohol en la dieta, mucho estrés y alergias. Así, he trabajado para limitar y controlar todos estos factores.

Sin embargo, yo tengo otra teoría. Como inversionista de riesgo, tengo que escuchar a cientos de emprendedores presentando sus compañías. La mayoría de lo que presentan sobre estas nuevas empresas es sin sentido: sesenta diapositivas sobre una “patente pendiente”, “la ventaja de ser primero”, “todo lo que tenemos que hacer es tomar el 1% de la gente en China para que compre nuestro producto”. La mayoría de estas presentaciones son tan malas que estoy perdiendo mi escucha, y de vez en cuando el mundo a mi alrededor empieza a girar.

Antes de que haya una epidemia del síndrome de Ménière en la comunidad de inversionistas de riesgo, estoy tratando de evangelizar la Regla del 10/20/30 de PowerPoint. Es muy simple: una presentación en PowerPoint debe tener diez diapositivas, durar no más de veinte minutos y contener un tamaño de letra no menor a treinta puntos. Aunque estoy en el negocio de capital de riesgo, esta regla es aplicable para cualquier presentación para alcanzar un acuerdo: por ejemplo, conseguir capital, hacer una venta, formar una sociedad, etc.

Diez es el número óptimo de diapositivas para una presentación en PowerPoint ya que un ser humano normal no puede comprender más de diez conceptos en una reunión —y los inversionistas de riesgo son muy normales. (La única diferencia entre usted y un inversionista de riesgo es que a él le pagan por jugar con el dinero de otros). Si usted tiene que usar más de diez diapositivas para explicar su negocio, probablemente no tiene negocio. Los diez temas que le conciernen a los inversionistas de riesgo son:

  1. El problema
  2. Su solución
  3. El modelo de negocio
  4. La magia/tecnología subyacente
  5. Mercadeo y ventas
  6. Competencia
  7. Equipo
  8. Proyecciones y metas
  9. Estado y agenda/programa
  10. Resumen y llamado a la acción

Usted debería presentar sus diapositivas en veinte minutos. Claro, tiene un espacio de una hora, pero estará usando un portátil con Windows, por lo tanto le tomará cuarenta minutos hacerlo funcionar con el proyector. Incluso si todo está dispuesto perfectamente, la gente llegará tarde y tendrá que irse temprano. En un mundo perfecto, usted hará su lanzamiento en veinte minutos y tendrá cuarenta minutos libres para discusión.

La mayoría de las presentaciones que veo tienen texto en una letra de diez puntos. La mayor cantidad posible de texto está embutida en la diapositiva, y quien la presenta lee. Sin embargo, tan pronto como la audiencia advierte que usted está leyendo, lee adelante de usted porque ellos pueden leer más rápido de lo que usted puede hablar. El resultado es que usted y la audiencia están fuera de sincronía.

La razón por la que la gente usa una letra pequeña tiene dos aspectos: primero, que ellos no conocen el material lo suficientemente bien; segundo, creen que más texto es más convincente. Tontería total. Fuércese a usar una letra con un tamaño no menor a treinta puntos. Le garantizo que su presentación será mejor porque requiere que usted encuentre los puntos más sobresalientes y saber como explicarlos bien. Si “treinta puntos” es muy dogmático, entonces le ofrezco un algoritmo: halle la edad de la persona más vieja en su audiencia y divida entre dos. Ese es el tamaño óptimo de su letra.

Le recomiendo entonces observar la Regla del 10/20/30 de PowerPoint. Si no, la próxima vez que su audiencia se queje de estar perdiendo la escucha, tenga pitídos o vértigo, usted sabrá que causó el problema. Una última cosa: para aprender más sobre el zen de las grandes presentaciones, visite el sitio de mi amigo Garr Reynolds llamado Presentation Zen.

Escrito desde Atherton, California

The 10/20/30 Rule of PowerPoint [Guy Kawasaki]

Traducido con permiso del autor.

1 comentario hasta ahora ↓

#1 La regla del 10/20/30 de PowerPoint  • 05.16.09 • 1:31 pm

[…] La regla del 10/20/30 de PowerPointalojada en vidaenorden.com/blog/la-regla-del-102030-de-powerpoint/ joneada por me_joneo_pensando_en_ti hace pocos segundos […]

Escribe tu comentario